En ninguno de nuestros planteamientos se nos habría ocurrido disfrutar una temporada como ésta.

Si la temporada había sido increíble, la final nacional que disfrutamos ayer fue inimaginable, pero ahora nos quedan dos meses para preparar el torneo de Hungría.

Anoche llegamos a casa muy tarde así que dejaremos para más adelante una entrada más larga contando toda la experiencia, las fotos y demás.