Este año hemos realizado un proyecto científico muy bonito. La idea es desarrollar un líquido con el que podamos crear una película en el interior de las botellas de plástico para reutilizarlas de forma segura y saludable. Añadiendo un colorante reduciremos el impacto de la luz y podremos ver la degradación de la película. Además un antimicrobiano impedirá la proliferación de microorganismos y un antioxidante mejorará nuestra salud. Y todo ello con una base de polímeros de proteínas (como la gelatina de pescado) y azúcares (como la pectina de la cáscara de limón). Acabando con que sea lo suficientemente sencillo para hacerlo en casa y barato. Con algo así podemos reducir el uso de botellas de una manera considerable. Presentación Proyecto Científico